[Reseña] LOS HUESOS DEL ESCRIBA - BRANDON SANDERSON

19 octubre 2016


Título: Los huesos del escriba.
Título Original: Alcatraz versus the evil librarians
Autor: Brandon Sanderson
Saga: Alcatraz contra los bibliotecarios malvados #2
Editorial: B de blok
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 336


El abuelo Smedry está en problemas. ¡Alcatraz al rescate!
En su segunda escaramuza contra los Bibliotecarios Malvados que rigen el mundo, Alcatraz y su singular pandilla de luchadores siguen las huellas del abuelo Smedry hasta la antigua y misteriosa Biblioteca de Alejandría. Los habitantes de las Tierras Silenciosas, -las regiones controladas por los Bibliotecarios, como Canadá, Europa y Estados Unidos- creen que la biblioteca fue destruida hace tiempo. Los habitantes los Reinos Libres conocen la verdad: la Biblioteca de Alejandría todavía existe y es uno de los lugares más peligrosos del planeta. Es el lugar en que habitan unos de los Bibliotecarios más temibles: los Conservadores, una secta de muertos vivientes que se alimentan de almas. ¿Lograrán Alcatraz y sus amigos rescatar al abuelo Smedry y salir de allí con vida?


Alcatraz está preparado para huir a los Reinos Libres. Ha llegado el momento de tener un tiempo de paz y aprender a usar su poder lejos de la incesante persecución de los Bibliotecarios. Pero el abuelo no acude a la cita, alegando que puede haber encontrado al padre de Alcatraz en la Biblioteca de Alejandría. Un lugar en el que muchos entran, pero nadie consigue salir.

¿Y cómo iba Alcatraz a desperdiciar una oportunidad de ir a un lugar aterrador y lleno de peligros? Y no porque sea un héroe. Todos sabemos que es el orgullo y el egoísmo lo que le mueve. Pero el caso es que hacia allí va. La verdad es que no sé si querer u odiar a Alcatraz en este libro. Todos recordamos que estas memorias suyas son para demostrar que no es ningún héroe, que es un mentiroso, que es un cobarde y que todo fue culpa suya. Pues en este libro le pone mucho empeño. Y más de una vez intenta tomarnos el pelo el narrador Alcatraz (el mayor, el del presente). A veces sacando de quicio y a veces con un ingenio que me encanta. En cuanto al Alcatraz personaje, sigue siendo muy auténtico, moviéndose por motivos humanos y egoístas, que todo tenemos en mayor o menor medida. Es un personaje que todavía está aprendiendo cuál es su realidad. En este libro su poder se pondrá al límite, se irá descubriendo a sí mismo. A mí me gusta, porque está bien construido, porque es coherente consigo mismo, porque es divertido y porque me parece muy humano y realista.

También Bastille es un personaje a destacar en esta novela. Tras la debacle del libro anterior, la han despojado de su título de caballero y vuelve a ser una simple escudera. Bastille es una persona vulnerable y con muchas inseguridades, según mi parecer. Se esfuerza mucho por conseguir sus objetivos, pero siempre está en esa cuerda floja que separa el éxito del fracaso. Es valiente, es inteligente, es decidida, es fuerte. Ahora solo falta que se lo crea. Aquí encontraremos a una Bastille que intenta congraciarse con la idea de haber sido degradada.

Para acompañar a Alcatraz en su aventura, nos encontraremos con nuevos personajes. Draulin, la madre de Bastille será la caballero de Cristalia designada para la misión. Es el ejemplo de lo que un caballero debe ser. Es seria, es eficiente, siempre alerta y muy estirada. No nos engañemos. No me ha gustado por su actitud hacia su hija. Soy pro-Bastille siempre.

Nos encontraremos con Kaz, tío de Alcatraz y hermano de su padre. Tiene un Talento muy divertido y útil. Él entero es muy divertido. Es un enano con un gran sentido del humor, con mucho crisma y una gran confianza en sí mismo. Tiene mucho desparpajo. Y me lo he pasado muy bien con él.

Y, por último, tendremos a Australia, prima de Alcatraz. Es una joven un tanto inocente y despistada, pero con un gran corazón. Es achuchable y despierta todos los instintos de protección. A mí me ha parecido muy mona y simpática. Y su Talento también es muy divertido.

Luego ya tendremos a los malos, entre los que se encuentran los Conservadores, que se ocupan de la biblioteca. Me han encantado. Son taimados y muy pesados. Yo me los imaginaba revoloteando por todas partes, frotándose las manos y poniendo mirada de cordero degollado. Si no fuera por su aspecto cadavérico y el brillo rojo de sus cuencas vacías. Muy divertidos. Y luego hay un tipo raro, hecho con piezas de metal que es una pasada, por el tipo de bibliotecario que es.

La historia sigue un guión clásico que no sorprende, pero que está bien contado y con mucha acción. Al principio se nos introduce cuál será el quid de la novela: ir a por el abuelo Smedry antes de que se meta en problemas y lo maten. Un nudo plagado de problemas y acción. Y un final trepidante con una lucha muy visual que pide imaginación por un tubo. Y es que esta es una novela en la que la imaginación del lector juega un papel importante. Y es así porque tiene una ambientación magnífica. Ya descubrimos en la novela anterior que este es un mundo muy imaginativo, con un muy buen world building. Aquí nos adentraremos en la biblioteca más antigua del mundo. Y es un lugar inmenso, lleno de trampas y peligros, y con unos seres que te persiguen de un lado para otro a la espera de que cometas un error y seas suyo para toda la eternidad. De verdad que es una pasada.

Así pues, tendremos una historia sin descansos, donde cada paso es un peligro. Seguiremos descubriendo cosas sobre este mundo que ha creado Sanderson. Conoceremos más cosas sobre los oculantistas. Y se descubrirán algunas cosas que auguro serán importantes para el futuro. Siempre sin dejar de lado ese toque de humor que la hace ser una novela tan completa y divertida de leer. Y el final me ha encantado. ¡Qué tensión! Por no hablar de la genialidad de la última página (y la pullita que Alcatraz le suelta a Sanderson, que me meaba de la risa), que me ha parecido de un sublime alucinante. No sorprende ni es tan nuevo como en el primer libro, pero sigue siendo una novela muy ingeniosa.

Y no nos olvidemos de esas ilustraciones tan geniales que hay por toda la novela. Porque son una maravilla. Al igual que la edición. Y esa maquetación con las gafitas en cada principio de capítulo.
Evidentemente, esa narración en primera persona del propio Alcatraz sigue siendo uno de los puntos fuertes de la novela. Me gusta porque nos tima como quiere, porque sigue dejando algun tip para escritores, porque se mete mucho consigo mismo, y porque es un cachondo irónico y con mucho ingenio. Los principios de capítulo son un disparate. Los finales su forma de quebrar nuestra fe en él. Y todo con mucho desparpajo, un buen ritmo y una fluidez que permite que el libro se lea con bastante rapidez. Me encanta.

En definitiva, Los huesos del escriba no sorprende tanto como el primer libro de esta serie, pero sigue con la misma tónica. Con un narrador que no es nada típico. Con una ambientación que despierta todo el poderío de la imaginación del lector. Acción, sorpresas y descubrimientos que prometen. Y mucho ingenio que se ama y se odia a partes iguales. ¿Qué pasará con ese altar de libros?



*Agradecimientos a la editorial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada