[Reseña] AL OTRO LADO DEL OCÉANO - TAHEREH MAFI

20 marzo 2019


Título: Al otro lado del océano
Título original: A Very Large Expanse of Sea
Autor: Tahereh Mafi
Editorial: Puck
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 288

Es el 2002, un año después del 11 de septiembre. Políticamente hablando, es un momento extremadamente turbulento, en especial para alguien como Shirin, una adolescente musulmana de dieciséis años que está cansada de ser estereotipada.
A Shirin no le sorprende lo horrible que puede ser la gente. Está cansada de las miradas groseras y los comentarios denigrantes —incluso de la violencia física— que sufre como consecuencia de su raza, su religión y la hiyab que viste todos los días. Por lo tanto, construyó sus paredes protectoras y se rehúsa a dejar que alguien se acerque lo suficiente como para lastimarla. En lugar de eso, ahoga sus frustraciones en la música y pasa sus tardes bailando break con su hermano.
Pero entonces conoce a Ocean James. Es la primera persona en una eternidad que parece querer conocerla realmente. Eso la aterra —parecen venir de dos mundos irreconciliables— y Shirin tuvo su guardia alta durante tanto tiempo que no está segura de si alguna vez podrá ser capaz de bajarla.



La vida de Shirin nunca ha sido especialmente fácil, pero se vuelve mucho peor después del 11S. Pasa de ser la curiosa chica con hiyab, a ser una terrorista que debería irse a su país. Un año después del atentado, su familia ha vuelto a mudarse por millonésima vez, y Shirin tendrá que volver a empezar de cero y a tragar las miradas de odio que todo el mundo le dirige. Aunque puede que ese año las cosas sean un poco diferentes. 

He querido leer esta novela desde que la autora habló de ella por primera vez. Tahereh Mafi es una de mis autoras favoritas de la vida. Tiene algo que siempre me fascina. Pero lo que realmente me llamaba aquí era conocer su experiencia como musulmana después de los atentados del 11S, porque sabía que no iba a ser muy bonita ni fácil de leer. Está muy extendido eso de ver a un musulmán y tacharle enseguida de terrorista, sin saber nada de esa persona, así que imaginaos lo que pudo haber sido en un país que no se caracteriza por ser tolerante, después de un episodio como fue el 11S. 

La protagonista de esta historia es Shirin, una chica musulmana nacida en Estados Unidos que tiene que volver a empezar en un nuevo instituto, después de que sus padres se vuelvan a mudar por trabajo. Shirin es una chica con una armadura igual de gruesa que una muralla. Necesita esas defensas para poder sobrevivir a los comentarios despectivos, a las burlas, a los ataques. Da la sensación que simplemente se limita a sobrevivir. Nada tiene importancia para ella. Solo quiere ir de un día a otro, sin hablar con nadie, sin mirar a nadie, sin llamar la atención, hasta que se gradúe. Por fuera parece una chica solitaria y huraña, que se aleja de todo el mundo. Lo maravilloso de Shirin es su complejidad. Su carácter se ha visto moldeado por todo el bullying que ha sufrido, y por el pasotismo de sus padres. Eso hace que se comporte de diferentes maneras muy concretas. Hace que siempre se esfuerce por ser la más fuerte, por evitar que algo le haga daño. Pero también le da mucha vulnerabilidad, que nos dejará ver de vez en cuando. Lo que sucede en este instituto es que conocerá a alguien que se atreverá a hablar con ella, rompiendo así sus esquemas y dándole otros puntos de vista que le permitirán evolucionar a lo largo de toda la novela. 

Esa persona no es otro que Ocean, un chico del que solo sabremos que es muy tenaz y que no piensa rendirse con facilidad, aunque la ley del silencio de Shirin no se lo ponga nada fácil. Ocean representa la parte no racista del instituto, desde una gran valentía, pues es el único que se atreve a hablar con ella. Esto es bastante fuerte, porque no debería ser valiente hablar con una persona que es diferente a ti en cualquier sentido, sino normal. Y así es como lo hace él, con normalidad, como si fuese cualquier otra persona. Para Ocean, Shirin no es más que una chica que le ha llamado la atención y a la que quiere conocer. Pero también es un gran personaje por sí mismo, que tiene mucho que aportar y con un background muy interesante, que iremos conociendo poco a poco. 

Como personajes secundarios cabe destacar a Navid, el hermano de Shirin, y a su grupo de amigos, que será con los que ella se relacione. Tanto Shirin como su hermano son fanáticos del breakdance desde siempre, por lo que deciden montar un grupo para bailar en el instituto. Creo que el grupo es uno de los aspectos más importantes de la novela. Gracias al brakdance conoceremos mejor a Navid, que es más popular que ella y que no tiene sus mismos problemas. Donde ella es una terrorista, él es un chico guapo y exótico con el que todas las chicas quieren salir. Creo que su hermano es una gran persona y un apoyo muy importante para Shirin. Al resto del grupo de baile los iremos conociendo poco a poco. Se van introduciendo con mucha naturalidad en la vida de Shirin. Y esto es algo que me gustaría destacar porque la creación de personajes de Tahereh creo que es una de sus señas de identidad y de sus puntos fuertes. Puede que no sean protagonistas, pero les conoceremos y serán importantes para la historia. Nadie sobra aquí. 

La historia, como ya os he dicho antes, es bastante dura. Es una historia de personajes en la que descubriremos a Shirin, acompañándola durante su aprendizaje, cuando ya se había dado por vencida. Es una novela que toca temas muy importantes y candentes, como el bullying o el racismo. Pero también nos habla de identidades, de aprender a verse y a ser uno mismo, de no dejar que sean los demás los que moldeen tu vida, los que decidan por ti. Creo que es una novela que también está llena de esperanza, de una lucha que merece la pena, que es un grito a la igualdad y a la libertad, a la valentía. Toda la parte final me pareció muy fuerte y me dio mucho coraje. Aviso que no va a ser ningún camino de rosas, ni siquiera en la parte de romance, que también creo que es muy importante para los dos protagonistas. Entre ellos hay una atracción, que es lo que impulsa a Ocean a hablar con ella, y lo que hace que Shirin no se aleje de forma tajante de él. Es una relación que se construye sin prisa, pero sin pausa. Está muy argumentada en todo momento, para que seamos conscientes de cómo les afecta a los dos. Está justificada, y la autora no ha metido amor por meter. Para mí es un romance con mucho respeto, donde solo tiene cabida cómo son por dentro, sin importar religiones ni estatus ni nada. Que no quiere decir que influyan en algún momento, pero que no están implicados directamente en cómo ellos se sienten con respecto al otro. 

En cuanto a la narración, Shirin es quien nos contará todo en primera persona. Me ha gustado que está escrito en pasado y, aunque se centra mucho en lo que sucedía y sentía en ese momento, podía ver de vez en cuando a la mujer que será ahora y a la experiencia desde la que me estaba contando todo. Es un libro de capítulos cortos, muy directo y ágil. Tiene muchos diálogos, algunos muy ingeniosos, todos naturales, pero también tiene muchas parrafadas con las que nos meteremos en la mente de Shirin. Para mí, todo lo que hay en este libro es necesario, tanto para la historia como para conocerla a ella. En ningún momento se me ha hecho pesado, aburrido o lento. De hecho, lo devoré muy rápido. Es una lectura obligatoria, por lo bien que están tratados todos los temas. 

Al otro lado del océano nos habla del bullying al que tiene que hacer frente Shirin, una chica musulmana, después de los atentados del 11S. Es una historia muy dura sobre el racismo y los prejuicios. Una novela de personajes, con dos protagonistas muy bien construidos y con una evolución realista y justificada. No esperéis romances pastelosos ni finales felices, tan solo mucha realidad, contado con la crudeza de Shirin y la exquisita forma de escribir que tiene Tahereh. Para mí es una novela indispensable.



*Muchas gracias a Puck por el ejemplar para reseñar

[Wrap up] FEBRERO 2019

17 marzo 2019

Hola a todos!
Os juro que yo de verdad intento que esta sección esté para principios de mes, pero parece que nunca soy capaz de conseguirlo jajajaja
Febrero ha sido un mes un poco flojo para mí, acostumbrada como estoy a más lecturas. Pero lo que he perdido en cantidad, lo he ganado en calidad. De seis libros, cuatro se han llevado el pleno, y muy merecido. ¿Queréis saber cuáles han sido?



1. La venganza de Ariadna - Alba Quintas Garciandia (5 🌟)
2. Todos mis <<te quiero>> son para ti - Mónica Maier (4 🌟) [Reseña]
3. El amor que llegó de Hollywood - Alessandra Torre (5 🌟) [Reseña]
4. Alexa entre las olas - Ana Cantarero (3 🌟)
5. Azul Estocolmo - Carmen Sereno (5 🌟) [Reseña]
6. Todo lo que nunca fuimos - Alice Kellen (5 🌟)






¿Cuál fue vuestra mejor lectura de febrero?

VA DE PORTADAS

15 marzo 2019







Hola a todos!
Esta semana toca portadas y os he traído estas seis preciosidades que han ido saliendo en las últimas semanas. Son todas diferentes, cada una con sus particularidades, pero, al menos para mí, son todas una pasada.

¿Qué os parecen a vosotros? ¿Cuál es vuestra favorita?

[Reseña] LA ECUACIÓN DEL AMOR - HELEN HOANG

13 marzo 2019


Título: La ecuación del amor
Título original: The Kiss QuotientAutor: Helen Hoang
Editorial: Titania
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 320


Stella Lane cree que las matemáticas son lo único que funciona en el universo. Utiliza algoritmos para predecir compras, un trabajo que le ha proporcionado más dinero del que sabe gastar y menos experiencia en el apartado de las citas que la media de cualquier treintañera. No le ayuda tener Asperger y que besar le recuerde a un pez piloto limpiando los dientes de un tiburón.
Por eso contrata al despampanante gigoló Michael Phan. Mitad sueco, mitad vietnamita, Michael no puede rechazar la oferta de Stella y accede a ayudarla y rellenar todas las casillas de su plan de lecciones amorosas, desde el juego previo hasta más allá de la postura del misionero...
Stella no solo aprende a apreciar los besos de Michael sino a anhelar el resto de sensaciones que le provoca.
Pronto su asociación sin sentido empieza a cobrarlo y el patrón que Stella descubre la convence de que el amor es la mejor clase de lógica.


Stella es una econometrista de éxito, con un trabajo que le apasiona y una cantidad enorme de dinero que no sabe ni cómo gastar. Pero le falla el amor, y es que su autismo hace que las relaciones sociales se le den bastante mal. Por eso contrata a Michael, un gigoló experimentado para que le enseñe los entresijos de las relaciones amorosas. Pero ninguno de los dos contaba con lo que el otro le haría sentir. 

Llevo oyendo hablar de este libro muchos meses ya. Todo el mundo me decía que les había gustado mucho. Incluso fue ganador en su categoría en los premios de Goodreads. No sé si será tan bueno o no, pero os puedo asegurar que a mí me ha encantado, y he disfrutado mucho de Stella y de cada interacción con Michael. 

Nuestra protagonista es una mujer que vive por y para el trabajo. Trabaja de lunes a domingo, obsesionándose con todos los proyectos que caen en sus manos. Es la más feliz del mundo de esa forma, pero su madre no deja de insistirle que quiere nietos. Y así es como se plantea contratar a un profesional para mejorar sus relaciones sociales, ya que todas sus experiencias anteriores han sido un fracaso. Su autismo se traduce en una hipersensibilidad que no le permite soportar muy bien el contacto de otra persona. Y su sinceridad suele espantar a la gente. Para mí Stella es una gran mujer, muy fuerte y decidida, que sabe lo que quiere y que disfruta de lo que le gusta al máximo. Acceder a su cabeza ha sido una experiencia maravillosa. Michael la pondrá en situaciones que tendrá que analizar y estudiar para aprender de ellas. Por lo tanto, es un personaje con muchísima evolución. Pero siempre será ella, que es lo mejor de todo. Se ha convertido en uno de mis personajes favoritos, sin lugar a dudas. 

El profesional en cuestión es Michael, un chico mitad sueco mitad vietnamita, que tiene un pasado y un presente del que no parece poder escapar. Desde el principio sabremos que se convierte en gigoló para pagar ciertas facturas, y que tiene una visión de sí mismo muy baja por culpa de su padre. Pero todo esto será un misterio para nosotros hasta el final. Lo que yo he visto es a un chico joven y guapo, muy trabajador, muy atento, que sabe cómo tratar a las personas y lleno de bondad, a pesar de lo que él pueda pensar de sí mismo. Michael también tiene un camino por delante que recorrer, y Stella le hará reflexionar mucho sobre sí mismo. Los dos tienen personalidades que se complementan muy bien y que son de utilidad para la otra persona. Aunque esto no quiere decir que el amor les cure, bla bla bla, sino que aportan experiencias que ayudan a que avancen y evolucionen por sí mismos, independientemente de si acaban juntos o no. 

No hay demasiados secundarios a destacar, pero sí tengo que hacer una mención especial a la familia de él. Tanto su abuela, su madre y sus hermanas me han parecido personajes maravillosos. Todas funcionan como un conjunto, que aporta una visión de la familia muy bonita e interesante. Su primo también me parece un personaje maravilloso. Todos cargados con mucha personalidad. La familia de ella, sin embargo, es más fría y distante, en un escalón social muy alejado del de la familia de Michael, por lo que su interés radica más bien en el contraste que pueden aportar. Aunque la madre tiene algún momento muy importante. Y luego tenemos a Philip James, el hombre que su familia considera perfecto, y por el que Stella montará todo el tinglado. 

La historia nos cuenta cómo Stella decide que quiere tener una relación amorosa y cómo contrata a Michael para ese fin. Al principio es solo para cuestiones de sexo, pero pronto se dará cuenta de que puede ser más útil fingir que tienen una relación y hacer todo tipo de cosas que suelen hacer las parejas normales. Por eso y porque Michael huele muy bien y quiere seguir viéndole todo el tiempo que le sea posible. Stella es como una niña pequeña en cuanto a relaciones sociales, por eso ha sido muy interesante, bonito, e incluso entrañable, ver cómo iba aprendiendo y adaptándose. Es una historia de personajes, tanto por separado como en conjunto. Es una historia que nos habla de lo que es sufrir ese tipo de autismo desde dentro, haciendo hincapié en que no son personas con menos valor por ello. Todo desde la experiencia de la propia autora, que también lo sufre. Y esto es algo que para mí es importante, porque la fuente es totalmente primigenia. Es una historia sobre diversidad, sobre aceptarse a uno mismo y sobre inclusión. Y en todos los aspectos. Porque no olvidemos que Michael es un joven pobre y vietnamita, por lo que tiene sus propios estigmas, y también tendrá que reconciliarse consigo mismo y con su pasado. 

En cuanto al romance, tengo que destacar que es súper respetuoso. A Stella le cuesta mucho el contacto, pero Michael no la fuerza en ningún momento. Creo que es algo que tenía que destacar. Ambos se sienten atraídos el uno por el otro, algo que Michael comprende, pero que Stella no. Así que la relación irá poco a poco, al ritmo que ella marque, siempre desde el respeto y desde la paciencia. Es un romance precioso y muy dinámico. La novela es muy divertida y me he reído un montón con ella. Aunque también tiene su parte de drama totalmente justificado que amenazó con romperme el corazón más de una vez. 

La narración que ha escogido la autora es una tercera persona desde el punto de vista de los dos protagonistas. Es una narración muy cercana, que se centrará en uno de los dos de forma alterna, incluso en el mismo capítulo. Aunque ella se lleva más peso que Michael. Son capítulos muy cortos, con monólogos muy fluidos y diálogos muy entretenidos. Me he sentido muy involucrada con la historia. Me ha parecido que todo estaba muy bien expuesto, pero sin resultar cargante o innecesario. La única pega que podría ponerle es que la letra es un poco pequeña y parecía que avanzaba menos de lo que creía. Pero en general es un libro que he disfrutado mucho y que he devorado. Necesitaba con desesperación mi ración de Stella y Michael. 

La ecuación del amor nos cuenta los intentos de una chica autista por volverse más sociable para tener una relación sentimental. Una excusa que nos permitirá adentrarnos en lo que es ese tipo de autismo y en descubrir a dos personajes que tienen un largo camino por delante para aprender y evolucionar. Es una historia de Stella y Michael, de sus problemas y sus secretos. Y también una historia de lo que son juntos, con un romance precioso que avanza poco a poco, siempre con el mayor de los tactos. Para mí es una novela más que recomendada, que he amado de principio a fin.



*Gracias a Titania por el ejemplar para reseñar

[Lecturas internacionales] YOU ASKED FOR PERFECT + INTERNMENT + FIELD NOTES ON LOVE

11 marzo 2019



Ariel Stone es el candidato perfecto para la universidad: primer violín de la orquesta, voluntario dedicado de la comunidad y valedictorian de su año. Trabaja duro, muchísimo, para que su vida parezca sencilla. Una prueba de cálculo fallida no es parte de ese plan. No cuando es el número uno. No cuando sus compañeros pueden oler la debilidad como el spray corporal de un estudiante de primer año.

Teniendo en cuenta que unas cuantas noches sin dormir mantendrán su media, Ariel se lanza al estudio. Sus amigos entenderán si se salta algunos planes y puede dormir cuando se gradúe. Excepto que la media de Ariel continúa bajando. A regañadientes, consigue un tutor. Amir y Ariel nunca se han llevado bien, pero Amir destaca en Cálculo, y Ariel no tiene otras opciones.

Puede que a Ariel no le guste cálculo, pero podría gustarle Amir. Excepto que agregar una nueva relación a su larga lista de compromisos puede simplemente empujarlo más allá de su límite.





Las rebeliones se basan en la esperanza.

Ambientada en un horrible futuro cercano en los Estados Unidos, Layla Amin, de diecisiete años, y sus padres se ven obligados a internarse en un campo de concentración para ciudadanos musulmanes estadounidenses.

Con la ayuda de sus nuevos amigos también atrapados dentro del campo, su novio en el exterior y una alianza inesperada, Layla comienza un viaje para luchar por la libertad, liderando una revolución contra el Director del campo de internamiento y sus guardias.

Cruda y emocional, Internment desafía a los lectores a combatir el silencio cómplice que existe en nuestra sociedad actual.





Después de que su novia le haya abandonado, el británico Hugo todavía está decidido a hacer su último viaje en tren antes de ir a la universidad cruzando Estados Unidos. Una pega: el billete de acompañante ya está reservado con el nombre de su ex, Margaret Campbell. No transferible, sin excepciones.

Así que entra en escena la nueva Margaret C. (Mae para abreviar), una aspirante a cineasta con grandes sueños. Después de encontrar la oferta del billete que Hugo ha publicado, está convencida de que es la oportunidad perfecta para ampliar sus horizontes.

Cuando los dos se encuentran, la atracción es innegable, y ambos encuentran más de lo que esperaban. Mientras Mae presiona a Hugo para que explore sus sueños para el futuro, él la alentará a canalizar un lado nuevo y vulnerable de su arte. Pero cuando la vida fuera del tren amenace la burbuja que ellos mismos han creado, ¿lograrán mantener su amor en el camino?





Hola a todos!
Hoy os he traído tres nuevas lecturas internacionales muy variadas. Un romance que aparece en un momento crítico. La nueva novela de Jennifer E. Smith, que parece tan fresca como siempre. Y una historia que habla sobre el racismo que sigue existiendo hoy en día. Personalmente me apetece leer los tres, si os soy sincera jajaja

¿Qué os parecen? ¿Hay alguno que os llame la atención?