[Reseña] EL SEÑOR DE LAS SOMBRAS - CASSANDRA CLARE

16 abril 2021


Título: El señor de las sombras
Título Original: Lord of Shadows
Autor: Cassandra Clare
Saga: Cazadores de sombras: Renacimiento #2
Editorial: Destino
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 688


Emma Carstairs ha descubierto que el amor que siente por su parabatai, Julian Blackthorn, no solo está prohibido, sino que incluso puede destruirlos a ambos. Debe alejarse de él, pero ¿cómo hacerlo justo en el momento en que Julian la necesita más que nunca?
Su única esperanza es el Libro Negro de los Muertos, un compendio de hechizos con un terrible poder. Todos lo quieren, pero solo los Blackthorn pueden encontrarlo. Pero para ello deberán retar y vencer la voluntad del imponente Señor de las Sombras…



La amenaza parece haber sido erradicada y la vida de los Blackthorn vuelto a la normalidad. O todo lo normal que pueden ser sus vidas. Ahora hay dos personas más en la casa que tienen que acostumbrarse a la vida de un cazador de sombras. Y la Paz Fría sigue interponiéndose en la felicidad de todos. Pero la tranquilidad tiene los días contados y los demonios marinos no dejan de aparecer por toda la ciudad.

Así es como inicia este segundo libro de esta trilogía de Cazadores de sombras. Un libro donde los personajes tendrán un gran protagonismo. Emma seguirá siendo un personaje excepcional. Lo que dicen que está destinada a ser la mejor de su generación tiene cada vez más fundamento. Seguirá siendo esa chica temperamental e impulsiva, pero con cada vez más madurez, teniendo que tomar duras decisiones para salvarse a sí misma y a los que quiere. Creo que me gusta mucho porque no es nada perfecta, pero pone siempre muchas ganas con todo, se esfuerza mucho, tiene una fuerza brutal y no deja de crecer y perseverar, pero teniendo también su vulnerabilidad y momentos de debilidad. Y todo esto la hace muy humana.

En cuanto a Julian, tengo que decir que en este libro me ha gustado menos. Sigue dando un poco de mal rollo, como lo dio al final del anterior. Es un chico muy intenso. Pero también va muy acorde a lo que le va pasando y cómo se acopla a la vida que le ha tocado vivir. Sigue siendo esa persona que lo daría todo por su familia, que se sacrifica siempre que hace falta, inteligente, entregado. Psicológicamente está muy guay, las cosas como son.

Sin embargo, a nivel de personajes, lo mejor ha sido el triángulo Ty, Livvy, Kit. Son los tres personajes a los que más conoceremos, que más van a evolucionar y que más me han llegado a mí. En este libro tienen el protagonismo que no pudieron tener en el anterior. Además, considero que Ty es el mejor personaje que Cassandra ha creado para esta trilogía. Es maravilloso. Ver la interacción entre los tres, cómo nos enseña sus personalidades sin tener que poner etiquetas a todo, es una maravilla.

También me ha gustado mucho Mark, que tendrá que seguir acostumbrándose a su nueva vida. Y Cristina es lo más puro de este mundo. Así como otros personajes que no quiero nombrar porque no sé hasta qué punto podrían ser o no spoiler. Además, habrá muchísimos cameos y menciones que me han dado la vida. No hay nada que me guste más que ver los nombres de personajes pasados que me encantan, ver que siguen presentes en el mundo de alguna forma, dando también mucha riqueza al universo y que parezca lo más tridimensional posible. He vivido para esas apariciones.

En cuanto a la historia, diría que este libro es una preparación para lo que está por venir. No es que no pasen cosas, que pasan muchas, pero están todas orientadas hacia un final que acaba por construir el inicio de una conclusión que se intuye impresionante.
Voy a intentar elaborar más esto, aunque de verdad que todo me parece un poco spoiler. Este segundo libro creo que es muy de personajes. Gran parte de la acción tiene que ver con las interacciones de los unos con los otros, de cómo interaccionan con su nueva realidad, de cómo van evolucionando y conociéndose a sí mismos. Yo, como buena fan de las novelas de personajes, he disfrutado mucho con toda esa construcción y evolución. También hay mucho salseo del bueno, que sabéis que siempre es un acierto.

En la parte de acción, tal como os he contado antes, va más orientada a preparar el terreno de cara al último libro. Conoceremos un poco más cómo afecta la Paz Fría al mundo, cómo es recibida por los subterráneos y también cómo es recibida por los cazadores. Los peligros se irán sucediendo sin parar, haciendo que haya un buen equilibrio entre paz y acción. Hay más de una sorpresa que me dejó encantado y/o con la boca abierta. Se nos irán dando más datos de lo que pasó, a la vez que irá aumentando la tensión de una paz que fue inestable desde el principio. Tiene también bastante política y mucha conjura, con tratos por todas partes.

No es un libro ni fácil ni rápido de leer. Hacía años que no tardaba tanto en leer un libro. Sin embargo, no se me ha hecho pesado ni aburrido. No avanzaba nada, con esos capítulos larguísimos, pero siempre estaba entretenida. Es un libro para tomarse con paciencia, y siempre teniendo en mente que no solo es de acción, sino que hay mucha historia de personajes.

Lord of shadows continúa la historia donde lo dejó la anterior. Un libro donde la acción va más orientada a preparar el escenario para un final que promete mucho. Nos sigue construyendo este nuevo mundo donde la Paz Fría es la nueva realidad, donde los tratos y las alianzas políticas pueden ser claves. Una novela muy de personajes, con mucho salseo y en la que las relaciones sociales tienen gran parte del peso en la mayoría de los capítulos. Con mucha evolución y más worldbuilding, es una continuación a la altura que os sorprenderá más de una vez.




[Reseña] UNA HABITACIÓN EN LA LUNA - ANA DRAGHIA

14 abril 2021


Título: Una habitación en la luna
Autor: Ana Draghia
Editorial: Kiwi
Páginas: 314


Olivia vive sola desde que su madre falleció, no conoce a su padre, tiene una relación complicada con su abuela y su mejor amiga la odia. Pasa las horas en la buhardilla, su pequeña habitación en la luna, y aunque está rodeada de gente, aún tiene que volver
a aprender cómo acercarse a ella.
Para Olivia nada es fácil, por eso, como no sabe qué va a hacer con su vida después del último año ni tampoco con la casa donde ha vivido siempre, intenta llenar el vacío con recuerdos y con las personas que la rodean, entre las que se encuentran su vecino Peter, que tiene síndrome de Asperger, y su compañero Jamie, a quien conoce desde que era pequeña. Sin embargo, lejos de estar más tranquila y arropada, siente que todo a su alrededor se desmorona, por ello acaba tomando decisiones precipitadas que
complicarán todavía más las cosas.
Aun así, necesita respuestas, y aunque al principio no quiere admitirlo, solo hay alguien dispuesto a ofrecérselas: su padre.
No obstante, quizá aceptar la realidad le resulte más difícil de lo que piensa.
Descubrir otra faceta de su madre, comenzar a sentir por alguien que no puede corresponderle, enamorarse por primera vez, entender por qué su mejor amiga ya no lo es y recordar que hubo un tiempo en el que bailaba con la luz encendida, harán que necesite abrir esa habitación y dejar entrar en ella a las personas que apartó tiempo atrás. Pero, ¿logrará, después de todo, reencontrarse consigo misma?



No fue una sorpresa, pero eso no hizo que, para Olivia, la muerte de su madre fuese más fácil. Desde entonces vive sola, sin saber qué hacer con su vida, sus estudios o todos los gastos derivados de la casa que ahora es suya. Con una familia con la que tiene poca relación y unos amigos que hace tiempo que ya no están ahí. Pero la vida tiene todavía sorpresas que depararle, si es capaz de dejar atrás su impulsividad agresiva y pararse un momento a escuchar.

Leí este libro debido a una recomendación que me hizo una amiga. Es de esos libros que ves por redes, te llaman la atención, pero acaban perdiéndose en el mar de las novedades. Hasta que volvió a aparecer en mi vida y decidí leerlo. Iba con la mente en blanco y no estaba preparada para lo que vino con él.

Olivia es la protagonista de esta historia. Su madre acaba de morir después de un cáncer que la ha dejado completamente destrozada. Prácticamente siempre fueron su madre y ella. Su padre desapareció mucho tiempo atrás y ni siquiera lo conoce. Y la familia de su madre solo aparecía en su vida en Navidad y poco más. Además, su mejor amiga dejó de serlo hace un tiempo y no es que tenga amigos reales ahora mismo. Es así como se encuentra sola y un tanto perdida. Olivia es un personaje un tanto atípico. Siempre ha sido la rara. Una niña impulsiva y testaruda, que a veces parecía incluso una adulta, que se negaba a hacer cosas que no le apeteciesen aunque fuesen trabajos de clase y que se metía en muchos líos. Todo esto se ve potenciado por la pérdida. Yo diría que es una joven un poco destructiva, que el duelo la ahoga e intenta aliviarlo siendo borde y un poco desagradable con los demás, dejándose llevar por su impulsividad y una furia y un odio que podrían acabar con ella. La verdad es que, aunque había momentos en que me resultaba complicado conectar con ella, me ha parecido un personaje muy interesante y bien trabajado, diferente a lo habitual y con mucha evolución.

Hay muchos personajes que volverán a su vida para quedarse y acompañarla en este difícil camino que tiene que recorrer. Son personajes muy variados y que aportan mucha diversidad a la historia. Aprenderá cosas nuevas de su familia y deberá llegar a un entendimiento con ellos. Esa mejor amiga con la que ya no se habla tendrá cosas que decirle. Empezará a entablar una relación con su vecino, del que siempre estuvo un poco enamorada, y que supone un gran reto por su autismo. Su padre aparecerá al fin en su vida, ya que es el único que tiene las respuestas al montón de preguntas que dejó su madre atrás y que Olivia necesita desesperadamente. Creo que este personaje y la relación que se establece entre los dos es de lo mejor de la novela. Y luego estará Jamie, un amigo de la infancia que, a pesar de todos los golpes y rechazos, parece volver siempre a su lado y seguir ahí para todo lo que necesite.

La historia no es algo sencillo y ligero, si os tengo que ser sincera. Trata temas complejos y un tanto duros. Pero creo que están muy bien llevados, que hacen reflexionar mucho y que en el fondo dejan el corazón calentito. Es la historia de una joven que no acaba de encajar en el mundo, que se apartó un poco de todo y de todos, pero que ya no quiere seguir estando sola y que ha olvidado cómo se nada para salir a la superficie. Es una historia sobre evolución personal, sobre mirarse a uno mismo y hacer frente a las decisiones que tomamos. Sobre ver nuestros propios errores y hacer algo para solucionar las consecuencias. Es una historia sobre el duelo y el dolor por la pérdida más intensa. También habla con contundencia sobre la amistad y la complejidad de las relaciones sociales. La familia es algo importantísimo, teniendo un peso enorme y siendo uno de los aspectos que más me ha gustado cómo ha sido tratado. Y luego tendremos el amor, el que es correspondido y el que no, el que es sano y el que deja heridas. Un tema más que será tratado desde la complejidad y que se unirá a la gran riqueza que tiene esta novela.

En mi caso, lo que me ha fallado han sido algunas de esas relaciones. La verdad es que a veces ella me descolocaba mucho y no entendía muy bien por qué hacía las cosas que hacía o cómo perdía el interés a veces. Cómo podía hablar mucho de alguien, pero luego se pasaba capítulos sin aparecer. También me resultó extraño cómo a veces las personas no parecía que fuesen amigos y en otros momentos todos eran una familia feliz. Esto me descolocó un poco y me dio una rabia terrible. Tal vez fuese culpa mía o quizás era debido a que Olivia había estado fuera demasiado tiempo y no había sido consciente de estas nuevas amistades. Pero esta es mi única pega.

Para la narración, la autora utiliza la primera persona desde el punto de vista de Olivia. Está muy acertada, porque es necesario que estemos dentro de su cabeza de la forma más cercana posible. Así vemos bien de cerca ese dolor y esa rabia y también vamos viendo los cambios que se van haciendo en ella. A pesar de no ser una historia simple, sí que resulta ágil. A mí me enganchó desde el principio y no podía parar de leer. Quería saber a dónde me iba a llevar. Además está contada de forma muy exquisita, transmitiendo muy bien todo, en capítulos que se hacen cortos, pero sin perder ese peso y esa carga emocional que tiene inherente esta historia.

Una habitación en la luna nos cuenta la historia de Olivia, una joven que acaba de perder a su madre, que se encuentra sola en el mundo y que además descubre que su vida ha estado llena de secretos. Es una historia sobre el duelo, la familia, la amistad y el amor. La historia de alguien que está perdido y que quiere aprender de nuevo el camino. Es una novela dura e intensa, llena de reflexiones y mucha evolución, pero que también engancha y se vuelve adictiva. Ha sido todo un viaje, sin duda.




[Wrap up] MARZO 2021

10 abril 2021



Hola, soñadores!
¿Qué tal fueron vuestras lecturas de marzo? Yo sigo un poco alucinada por el ritmo que estoy llevando durante todo el año. ¡No me lo acabo de creer! Y además están siendo en su mayoría grandes lecturas. Así que estoy muy contenta. ¿Os parece si les echamos un vistazo?



1. El último lugar en la Tierra - Susanna Herrero (4 ⭐)
2. La puerta - Manel Loureiro (4 ⭐)
3. Entre tú y yo - Whitney G. (4 ⭐) [Reseña]
4. From blood and ash - Jennifer L. Armentrout (4 ⭐)
5. El amor y otras maldiciones - Sandhya Menon (4 ⭐) [Reseña]
6. Amanecer rojo - Pierce Brown (4 ⭐)
7. La misericordia del cuervo - Margaret Owen (4 ⭐) [Reseña]
8. A dark and hollow places - Ashley Shuttleworth (3 ⭐)
9. El test del amor - Helen Hoang (5 ⭐)
10. Caramel macchiato - Pat Casalà (4 ⭐) [Reseña]
11. Hijo dorado - Pierce Brown (5 ⭐)
12. Un cielo de sueños dorados - Laura Wood (5 ⭐) [Reseña]








¿Cuál fue vuestra mejor lectura de marzo?



[Reseña] EL CABALLERO INGLÉS - LOUISE BAY

07 abril 2021


Título: El caballero inglés 
Título original: The British Knight
Autor: Louise Bay
Serie: The Royals Collection #4
Editorial: Phoebe
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 304


Cuando me brindaron la oportunidad de dejar Nueva York para vivir en Londres tres meses, no me lo pensé dos veces.
Nada más aterrizar me enamoré de las cabinas de teléfono rojas, los palacios y los taxis negros. Pero mi sitio favorito es el metro. Está a reventar de tíos buenos con traje.
Por eso no dudé en aceptar cuando me ofrecieron trabajar para un abogado.
En el trayecto hacia mi primer día de trabajo perdí el equilibrio y me caí encima del inglés vivo más guapo del mundo. Fue tan encantador como James Bond y tan seductor como el señor Darcy. En ese momento solo quería comer a besos sus duros abdominales y escuchar su acento toooda la noche.
Pero resultó que el Señor Guaperas era mi nuevo jefe. Y su actitud no era tan maravillosa como su agraciado rostro, sus anchos hombros y su perfecto culo. Estaba amargado, tenía mal genio y era el hombre más arrogante que he conocido en la vida.
Pero en medio de una discusión me plantó un beso sin venir a cuento. Y estoy bastante segura de haber visto en ese momento fuegos artificiales sobre el Big Ben y haber escuchado el Dios salve a la reina.
No estaba buscando al príncipe azul, pero quizá haya encontrado a mi caballero de brillante armadura. El problema es que vivimos con un océano de por medio…



Violet ha vuelto a perder otro de sus trabajos de camarera. Solo encadena empleos precarios, cócteles y relaciones de una noche. Su pasado la persigue todavía. Así que no se lo piensa cuando la cuñada de su hermana la invita a pasar un tiempo en Londres para despejarse y poder pensar en su futuro.

La protagonista de este cuarto libro de la serie The Royals es Violet, la hermana pequeña de Max y Scarlett. El pasado del que llevaba tiempo huyendo, el que la había alejado de todo lo que le gustaba y que la había hecho renegar de las relaciones, está a punto de alcanzarla, por lo que irse a Londres supone un escape y un soplo de aire fresco para buscar encarrilar de nuevo su vida. Por delante tiene tres meses de trabajo en un bufete como administrativa. ¡Qué grata sorpresa ha sido Violet! Es una chica que se graduó con notazas y que tenía un futuro brillante, pero que todo se truncó, dejando tras de sí a una chica herida, desconfiada y que solo buscaba alcohol y chicos cada noche. En contraposición con este lado más vulnerable, también es una mujer llena de fuerza y carácter, que no se amilana ante nadie y muy asertiva. Es un contraste muy bueno y muy bien trabajado, que supone el punto de partida para una evolución bonita y bien construida. Me ha gustado mucho como personaje, toda su energía y su vitalidad.

Lo que encontrará en el trabajo es a Alexander Knightley, un hombre casado con su trabajo y que va tras los pasos de excelencia de su padre. Knightley es un hombre hosco y arisco, al que le gusta su soledad, que no desea ser molestado y que es feliz pasando casi todo el día en su trabajo, incluso llegando a dormir allí. El trabajo de Violet depende de su colaboración, así que hará lo que sea necesario para que ese hombre se comunique. Una cosa que me gusta mucho de Louise Bay es que usa clichés que nos encantan, pero que luego rompe y los usa en su beneficio. Knightley es un ejemplo de ello. Es el jefe guapo y sexy con mal genio, pero está llevado diferente, no es arrogante, no es un mujeriego… ¡Está genial! Y también irá evolucionando poco a poco a la par que Violet.

Como viene siendo habitual, tendremos apariciones de los personajes a los que ya conocemos, que es algo que siempre gusta mucho en este tipo de series. Destacaran Darcy, que es la que vive en Inglaterra con ella, y Scarlett, es que la persona con la que más unida está Violet. También conoceremos a varias personas del bufete que han sido muy frescos y divertidos. Y muy poco nos llegará por parte de Knightley, tan ermitaño como es.

La historia empieza con Violet decidiendo irse a Londres y con un viaje en metro, donde se encontrará con un hombre impresionante con el que sentirá una fuerte atracción. La casualidad hará que ese hombre sea Knightley. Es así como empieza una relación llenas de tira y afloja debido al carácter de él y a las ganas de ella de plantarle cara y que colabore con su trabajo, mientras resisten esa atracción que no puede ir a ningún sitio. Es un romance de los que van despacio, que lleva muy bien los tiempos, que juega con esa atracción y que poco a poco se va convirtiendo en algo más. Me ha gustado mucho cómo iba avanzando y se iba asentando según ellos también iban cambiando. Me ha parecido muy natural y las piezas iban encajando sin problema.

También es muy importante en la historia el camino que deben seguir cada uno por separado. Al inicio, ninguno de los dos está preparado para tener una relación con nadie. Esa evolución personal también es gradual y se complementa muy bien con la relación que van construyendo. He sentido que todo estaba muy bien empastado, haciendo que fuese creíble y sin caer en el tópico del amor lo cura todo, que todos sabemos que ayuda pero no hace milagros.

La narración está compartida entre los dos, ambas en primera persona, dejándonos ver los dos puntos de vista. Siempre suele ser la que más funciona en este tipo de libros, pero aquí es todavía más importante, ya que hay tanto que descubrir en las cabezas de los dos y tiene ese gran peso en la historia. Es una narración sencilla y adictiva, con capítulos cortos y cambios del punto de vista que le dan mucho dinamismo. Con las voces de los dos protagonistas muy bien conseguidas. Es empezar a leer y no poder parar.

El caballero inglés nos cuenta la historia de Violet y Alexander. Un romance que se desarrolla de forma pausada, afianzándose poco a poco. Está lleno de interacciones maravillosas, desafíos y naturalidad. Con mucha evolución por parte de los dos protagonistas. Y una narración que resulta muy adictiva. ¡Está muy recomendado!



*Muchas gracias a Phoebe por el ejemplar para reseñar


[Reseña] UN CIELO DE SUEÑOS DORADOS - LAURA WOOD

05 abril 2021


Título: Un cielo de sueños dorados
Título original: A sky painted gold
Autor: Laura Wood
Editorial: Puck
Páginas: 352


Lou, una joven cuyo sueño es ser escritora, creció en el recóndito pueblo de Cornualles. Y si hay algo que siempre le ha generado gran curiosidad es la casa Cardew; una mansión que ha permanecido deshabitada durante años.
Siguiendo su instinto, Lou decide entrar a curiosear. Pero no imagina que su destino terminará fuertemente ligado al de los hermanos Cardew: Caitlin y Robert, los propietarios de la misteriosa casa, que han regresado de pronto a Cornualles.
Su vida monótona y aburrida se llena entonces con fiestas elegantes y amistades fascinantes, pero un secreto oscuro acecha el corazón de los Cardew.
¿Podrá Lou ser fiel a sí misma o se dejará encandilar por este nuevo mundo en el que todo lo que brilla parece ser oro?



Es el verano de 1929 en un pequeño pueblo de Cornualles. La hermana de Lou está a punto de casarse, dejándola como hermana mayor en la casa familiar y perdiendo así la presencia constante de su mejor amiga. Ambas habían estado siempre obsesionadas con la mansión de los Cardew y, en su recién estrenada soledad, Lou se colará en una de las fiestas de la casa, dando comienzo a un verano que cambiará su vida por completo.

Desde que supe de la existencia de este libro, supe que tenía que leerlo. Soy muy fan de la década de los veinte. Siempre me ha resultado fascinante. También soy una fan incondicional de El gran Gatsby, así que no me podía resistir a un libro que tenía una ambientación que se antojaba tan Gatsby. Y ya os prometo que ha sido todo lo que estaba esperando y mucho más.

La historia nos sitúa en junio de 1929, justo en el día en el que se celebra la boda de la hermana de Lou. La joven no tiene más amigos que su hermana, por lo que la soledad la golpea con fuerza cuando su hermana se marcha a vivir con su marido. Ese verano, después de que la mansión Cardew llevase vacía desde la muerte del padre de la familia, la casa vuelve a llenarse de vida con la llegada de los dos hermanos Cardew, que han huido de Londres para pasar esos meses de calor. La vida ha vuelto a la mansión y las noches se llenan de música y fiestas. Y en una de esas fiestas es cuando Lou conoce a los hermanos, haciéndose un hueco en sus vidas y comenzando un verano que se presenta inolvidable.

Lou, como protagonista, me ha encantado. A sus diecisiete años y con la boda de su hermana, comienza a sentir la presión de encontrar a alguien con quién casarse más pronto que tarde. Pero es lo último que ella desea. Lou es una chica fuerte e independiente, le encanta escribir sus propias historias, la libertad del mar, y su sueño es hacer algo con su vida más allá de ser el ama de casa que la sociedad espera de ella. Conocer a los Cardew, a gente de ciudad que son tan diferentes a todo lo que conoce, le dará unas perspectivas que la harán cambiar y evolucionar. Me ha gustado mucho todo el recorrido que hace, todo lo que va aprendiendo, cómo va cambiando y la Lou en la que se convierte al final. Es un personaje excelente, que debe descubrir quién es en realidad.

Es una novela con una gran cantidad de personajes que no dejan indiferente. La familia de Lou no tiene demasiado protagonismo presencial, pero serán esenciales para ver cómo es su vida real y la forma en la que ella encaja en esa familia. A mí me han encantado todos. Son una familia bastante liberal, que no se dejan controlar demasiado por las convenciones sociales de la época. Aunque también hay algún miembro que sí representa lo que se espera de una señorita en ese momento histórico. Ellos son los que han hecho que Lou sea como es.

El elenco que más aparece es el que viene del mundo de fiestas y dinero de los Cardew. Los dos hermanos son jóvenes sofisticados y educados, que parecen salidos de otro mundo para nuestra protagonista. Robert es el más maduro y responsable de los dos. Es el que lleva las finanzas de la familia y el que se ocupa de su hermana. También le concede todos sus caprichos. Y además es un poco imbécil, si le preguntas a Lou. Caitlin es una joven despreocupada, que vive la vida con intensidad, con alegría, rodeada de personas a las que les gusta divertirse tanto como ella. En un principio, ambos parecen bastante superficiales, pero la autora hace un trabajo excelente con su construcción e ir conociéndolos poco a poco ha sido una maravilla. Ambos hermanos me han llegado mucho.

Y luego tendremos a todas esas personas que van acudiendo a las fiestas, con un estrecho grupo que serán los que más aparezcan, formando parte de las amistades íntimas de los dos hermanos. Ha sido fácil conocerles y empatizar con ellos. Me han gustado mucho y creo que han aportado mucha riqueza a la historia que la autora quería contar.

Esta historia utiliza esa frivolidad de las fiestas y el lujo para hablar de temas muy importantes. Es una historia sobre conocerse a uno mismo, sobre probar cosas y analizarlas, sobre tener valor para aceptar lo que queremos y descubrir si queremos actuar en consecuencia o dejarnos arrastrar por los convencionalismos sociales. Es una historia donde el tema de la familia es esencial, tratándose desde puntos de vista muy interesantes. Y en la que la amistad supone el pilar fundamental de la existencia. Es una novela sobre aprender, crecer y evolucionar. Sobre madurar y descubrir lo que es convertirse en adulto. Y todo ello yendo de fiesta en fiesta y de merienda en merienda. Con un regusto que augura un desastre. Estuve durante toda la novela con un puño en el corazón, esperando algo malo, supongo que también sugestionada por el toque Gatsby. Pero llegando al final y descubriendo una gran historia que he adorado de principio a fin.

Me gustaría hacer también hincapié en la maravillosa ambientación de la novela. La autora hace un trabajo excepcional y casi sentía que estaba también disfrutando esas fiestas y viviendo esos sueños dorados. La mansión, la música, los vestidos, la juventud, la libertad, las tardes en la playa, los desayunos con resaca… Todo estaba descrito de una forma que no se hacía pesada, pero que sin duda resultaba inmersiva y atrapaba por completo. Ha sido una experiencia muy visual.

En cuanto a la narración, es Lou la que contará la historia en primera persona. Me ha gustado mucho. Primero porque Lou es escritora, lo que da libertad a la autora para darle una voz un tanto poética y mágica a la hora de describirnos lo que iba pasando. Segundo porque ella es la que pasa por la mayor evolución y ser tan cercana al proceso que iba llevándose en ella ayudaba a entender mejor todo lo que estaba pasando. Los capítulos no son especialmente cortos, pero se leían en nada. Todo fluía sin esfuerzo. Es una maravilla.

Un cielo de sueños dorados es una novela ambientada a finales de los años veinte, al más puro estilo Gatsby. Con una ambientación magistral, acompañaremos a Lou, una granjera de un pueblo de Cornualles, a su aventura de verano con los hermanos Cardew, llena de meriendas al borde del mar y sofisticadas fiestas sin fin durante la noche. Ese mundo frívolo y lleno de lujos, será la excusa perfecta para hablarnos de crecimiento personal, de la familia, de la amistad y el amor. Una novela que solo puedo recomendar.


*Muchas gracias a Puck por el ejemplar para reseñar