[Reseña] EL MAGO SUPREMO - CHARLIE N. HOLMBERG

26 octubre 2016


Título: El mago supremo
Título Original: The master magician
Autor: Charlie N. Holmberg
Saga: El mago de papel #3
Editorial: Oz editorial
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 288


Ceony guarda un secreto: ha descubierto cómo practicar formas de magia diferentes a la suya propia, una habilidad que por mucho tiempo se creía imposible. Cuando todo apunta a que Ceony está preparada para acabar su formación y aprobar el examen de mago, todo se complica rápidamente. Para evitar favoritismos, Emery le asigna como tutor a otro mago de papel para examinarla, un profesor que menosprecia a Ceony y que no se preocupa por su aprendizaje. Además, un asesino relacionado con el pasado de Ceony, ha escapado de la cárcel. Ahora, la joven tiene que seguir la pista al convicto por toda Inglaterra antes de que este cumpla su venganza y enfrentarse a este criminal que usa una magia que ella no utiliza, y que puede ser más poderosa que todas sus habilidades juntas.


Ha pasado ya más de un año desde los sucesos del libro anterior. Ceony ha vivido su vida con tranquilidad desde ese día, estudiando duro y preparándose para el examen a los dos años exactos de convertirse en aprendiz de Emery. Pero su relación con su tutor la obligará a marcharse para que sea otro mago el que la examine. Por si fuera poco, el peligro no ha desaparecido del todo y volverá después de tanto tiempo para atemorizarla. 

Estoy encantada de haber puesto al fin mis manos sobre este libro. Los dos primeros libros me sorprendieron muy positivamente, me encantaron, me enamoré de ellos sin remedio. Poder descubrir cómo acabará todo es emocionante. Y no me ha decepcionado. 

Empezamos el libro con una Ceony madura y segura de sí misma. Está disfrutando su vida. Vivir con Emery es una alegría diaria. Aprender de él es un regalo. Ya ha podido trasladar a su familia a un barrio mejor, y tiene dinero para enviarles y que vivan de manera más holgada. Está chica me encanta, porque es trabajadora y estudiosa, porque confía en sus habilidades, porque es valiente y decidida. Pero de una forma humana y real. Ceony tiene sus pesadillas y debilidades, yo diría que el miedo está presente en ella durante toda la novela. Y aun así actúa. La vulnerabilidad que la acompaña por los acontecimientos pasados me parece muy bien tratada. También me ha gustado descubrir su parte más femenina, más relacionada con sus sentimientos más profundos. Esos sentimientos que reprimía por su tutor. En una sociedad donde el decoro es lo más importante, yo la he visto muy mona, sobre todo cuando se avergonzaba. Me ha encantado. Está bien construida, con muchas piezas que la hacen real y muy natural. 

-¿Un pastel de riñones? -repitió Ceony-. ¿Acaso tenemos riñones?
-Desde esta mañana -señaló él.
Ceony se cubrió la boca con sorpresa fingida.
-No. No habrá ido a hacer la compra él solito, ¿verdad?
-He tenido que reunirme con el consejo de Praff. Por los aprendices -añadió, encogido de hombros-. El chico al que pagué para ir a buscarlo todo hizo un buen trabajo.
Ceony puso los ojos en blanco, pero su sonrisa permaneció en los labios.

También me ha gustado mucho Emery. Como la narración siempre ha estado centrada en ella, nunca habíamos podido ver, de forma abierta y clara, lo que Emery estaba sintiendo a lo largo de los acontecimientos de los libros anteriores. Todas las cartas están sobre la mesa ahora, y eso ha hecho que Emery me halla parecido más abierto y cercano, más honesto, sin guardarse nada. Sigue actuando de tutor como siempre, dándole a ella muchísimo trabajo. Pero las interacciones entre ambos son una maravilla. Es un buen hombre, que no quiere deshonrar a Ceony ni en público ni en privado, y por eso es tan mono. Cada caricia, cada beso, cada vez que se refrena por el bien de ella hace que me derrita. Y sin perder su carácter más estrambótico y sus rarezas. Diría que ambos han evolucionado juntos y que se han convertido en piezas que encajan y quieren encajar juntas. 

La maga Aviosky aparecerá alguna que otra vez. La evolución de esta mujer se ve de forma muy clara. Desde mi perspectiva, ya en el primer contacto con ella al principio de la novela, he visto que lo que pasó en el libro anterior le ha pasado factura. Yo la he visto más nerviosa, más recelosa, con esa mirada en los ojos que dice que ha visto el terror más absoluto y que nunca podrá olvidarlo. Aunque se esfuerza por seguir adelante y continuar viviendo. Es una mujer de coraje. Y no será la única que aparezca de los personajes que ya conocíamos. 

Sí tendremos dos personajes nuevos y que serán importantes en la novela. Uno de ellos es el mago Bailey, el encargado de examinar a Ceony cuando llegue el momento. Al principio es un hombre resentido y amargado, que ha vivido su vida sin superar algunos hechos terribles que vivió durante su adolescencia. No me ha caído especialmente bien, pero sí me ha parecido un personaje muy interesante y que tiene mucho que aportar a la historia y a Ceony. El otro personaje es Bennet, su aprendiz. Bennet es un chico dulce y bueno, con un gran corazón, que ha aceptado lo mejor posible acabar como plegador (recordemos que nadie quiere ser plegador de papel). Es un encanto que piensa en los demás y ayuda lo que puede. 

No debería restarle importancia a sus... aventuras pasadas, ni siquiera en sus ensoñaciones. El coste había sido muy alto. Se tragó el amargo sabor de la vergüenza.

En cuanto a la historia, yo diría que combina a la perfección lo mejor de los dos libros anteriores. No sé si recordáis que me encantó la intimidad del primer libro, esa historia más cercana e intimista. En este libro se recupera parte de esta intimidad, porque Ceony se lo toma todo de forma muy personal. Volveremos a tener esa parte de estudio y aprendizaje. Se nos enseñará muchísima más magia. Una magia que me encanta, que se trata de forma diferente a como se trata en todos los libros de este tipo que he leído. Cuando estoy leyendo estos libros me entran muchas ganas de ponerme a doblar papel y de comprarme un espejo de dos metros. Y eso dice mucho de la historia y de lo bien que la autora lo transmite todo. Yo quiero ser maga. 

Luego tendremos la parte de la acción que involucra al mundo que es la continuación de la vivida en el libro anterior. En este caso, como he comentado antes, Ceony hace que tenga un toque más personal. Pero sigue siendo un problema nacional, un peligro que puede afectar a muchísima más gente que solo a ella. Es una parte que se va introduciendo poco a poco, aumentando de intensidad según avanza la historia. Es Ceony la que aporta la sensación de peligro, la que hace que nos pongamos nerviosos y temamos por lo que vaya a suceder. Lo he sentido, lo he vivido, me he metido en la historia. Y el final es una pasada. Que emoción, qué trepidante!

Por último, me gustaría hablar de la parte del romance de la historia. Le he dado mucha importancia cuando hablaba de Emery, pero no es lo principal del libro. Está porque el amor es parte esencial de la vida de las personas. Es así. Pero solo es otra parte más de la historia, que no está por encima de la acción de la novela en ningún momento. Simplemente son pequeñas pinceladas, porque ambos se quieren y a veces quieren darse un beso o abrazarse o acariciarse de forma espontánea. Eso es lo que más me ha gustado. El romance está tratado con naturalidad, en ningún momento se ve forzado, simplemente lo vemos como algo del día a día de dos personas enamoradas. No es pasteloso ni es el eje central de la novela. Es mi insistencia para aquellos que sienten cierta reticencia al romance en este tipo de novelas. ¡La acción y la magia es lo importante! 

Y repitiendo esa narración en tercera persona centrada en exclusiva en Ceony. Una narración que nos permite conocer muchas cosas de la protagonista, que nos permite sentirla cercana, pero que nos deja mucha información en terreno desconocido para que lo vivamos todo con más intensidad. Es una narración bonita y correcta, muy visual, que transmite muy bien la parte mágica de la novela. Y también todo lo demás. Siempre he conseguido meterme dentro de estos libros y disfrutar al máximo. 

En definitiva, El mago supremo es la conclusión que podría haber esperado. Está llena de acción y de magia que es una pasada. El romance tiene un toque natural y cotidiano muy bonito. Con ese toque intimista que tanto me gustó. Y un final que me mantuvo al borde de la silla. Me ha encantado.


*Agradecimientos a la editorial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada