[Reseña] LAS ALAS DE ÍCARO - MURIEL ROGERS

29 julio 2016


Título: Las alas de Ícaro
Autor: Muriel Rogers
Saga: La esfera #2
Editorial: Planeta
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 288


En el sótano de casa, Kala ha encontrado unas alas a medio construir. Su sueño más íntimo, poder volar y escapar del Nido, parece por fin realidad.
Indignada por las mentiras usadas para captarla, la Única, en quien todos ponen sus esperanzas para derrotar a la Esfera, se coloca el artefacto, salta al Abismo y vuela.
Una ciudad sucia y desvencijada la espera bajo las nubes, a ras de suelo. Las alas se han hecho añicos y Kala se descubre sola y malherida en medio de un mundo que nunca antes había imaginado.
Peligros insospechados y personajes variopintos rodean a la Única mientras, a tres kilómetros sobre su cabeza, la Mano Abierta ingenia un nuevo plan para rescatarla y seguir luchando contra el Poder.


La impulsiva Kala entra en acción en el mismo momento en que descubre la verdad que había tenido todo el tiempo frente a sus ojos. Comenzando en el mismo momento en el que acaba el anterior libro, Kala utiliza las alas y se precipita al vacío, atravesando las nubes y descubriendo la mentira bajo la que viven todos los habitantes del Nido. Una nueva etapa del plan de los Piratas se inicia entonces. La vida en la Esfera debe cambiar. 

Kala es un personaje que me gustó mucho en el libro anterior. Me pareció un personaje muy real y bien confeccionado, con un carácter muy humano que no se ajustaba al canon típico de heroína. En este libro continúa siendo ella. Se inicia con un impulso al más puro estilo Kala. Y continúa con ella siendo reservada, sin fiarse demasiado, siempre a la defensiva. Se ha visto muy bien el choque entre la Kala que se había creído lo de la Única y había evolucionado, pasando por la traición y la mentira, y haciendo que se ocultase más en sí misma, su orgullo y el escudo de su mal genio. Me ha gustado mucho esto. Pero la vida sigue, de forma insospechada, y Kala tendrá que adaptarse a la nueva situación. Así que volveremos a ver una nueva evolución. Me encanta esta chica, de verdad. 

Uno de los puntos fuertes de este libro, a nivel de personajes, es que ya no está el Otro Lado, por lo que tendremos que conocer a la gente a través de la realidad, y no a través de unos avatares diseñados para un fin. Así pues, conoceremos a los Piratas en la vida real. El que más me ha interesado ha sido Ter. Ya dije que me había parecido muy misterioso en el libro anterior, que intuía que ocultaba algo, y así fue. Ha sido genial conocer a la persona que es sin los escudos místicos del capitán. Saber un poco más de él. Qué es lo que le mueve. Cuál es su objetivo. Ver su lado más humano. Me ha gustado mucho, por su fuerza, por su inteligencia, por su determinación. 

Otro personaje al que tenía muchas ganas de conocer era a Beo. El famoso Beo perdido que desencadenó toda la historia. Lo más interesante de él es que lo veremos bajo los ojos de Kala, y digamos que en ese momento no es muy santo de su devoción. Nosotros ya conocemos a la parte Numo, y ella conoce a la parte Beo del Nido. En este libro ambas partes se mezclan y coexisten, porque no es uno sin el otro. Es un punto de vista que aporta mucho, que se puede estudiar y analizar. Como fingir ser otra persona puede hacer que te conviertas en ella, o que deje salir todo el potencial que tenías y no te atrevías a usar. Y tengo que decir que Beo es un chico carismático y de mucha presencia. Me ha gustado. 

Aunque la persona que se lleva todos mis respetos y admiración (siempre dejando fuera de la ecuación a Ter, porque siento mucha debilidad por él), es Makeba. Una anciana que vive bajo las nubes, en un mundo difícil y cruel, que ha conseguido vivir más que nadie y que también sabe más que nadie. Tiene fuerza, tiene poder, tiene atractivo y también la dulzura y la ternura que despiertan muchas ancianas. Es la mejor. Y, junto con ella, también destacaría a su nieto. Un niño que no tiene miedo a nada, que sabe moverse como nadie por ese mundo y que conoce cada uno de sus secretos. 

Además de ellos, también podría destacar al Administrador, un ser sin mucho corazón y mucho poder. O al resto de piratas que intervendrán. Así como a algunos de los habitantes de la ciudad bajo las nubes, que ayudan a que tengamos una amplia perspectiva de la realidad y de las diferencias entre el Nido y el resto. 


Palpa el paladar y la parte posterior de los dientes con la lengua; hay algo ahí con un sabor raro y una textura viscosa, algo a lo que, si tuviera que ponerle un nombre, llamaría <<miedo>>.


Yo diría que este libro, aunque tiene su parte de acción, es más de preparación para lo que está por llegar. En el primero nos encontramos con una pequeña parte de los planes de los Piratas, un primer paso para conseguir la libertad. Al final, nos dimos cuenta de que la realidad era algo más grande y compleja. En este, se nos muestra cuál es el objetivo al completo. Es la calma que precede a la tempestad, la tranquilidad tras una batalla hasta que llega la siguiente. Pero no por ello ha sido menos interesante. En este libro se nos introduce un nuevo mundo. Salimos del Nido para conocer lo que hay más allá. Tenemos una ambientación completamente diferente, pero tan atractiva como me lo pareció la del primero. Solo que esta es de verdad. Se nos mostrará cómo viven aquellas personas que no están allá arriba. Me ha parecido un mundo muy visual y realista, plagado de secretos y rincones ocultos, muy vistoso y atrayente. Un mundo bastante crudo, la verdad. 

Esto no quiere decir que no haya acción. La hay. Es una novela donde se pone el nuevo plan sobre la mesa, el curso de acción a seguir. Y que va sobre la preparación del siguiente paso a dar para liberar a la gente del yugo de la Esfera. Que no es un camino de rosas, ni mucho menos. Todo el libro está contado bajo una perspectiva límite, donde cada segundo cuenta, donde las suspicacias del poder van en aumento. Así que es un libro bastante frenético, con un final de acción trepidante, al más puro estilo de las mejores películas de acción. Es imposible dejar de leer en ese momento. Y no decepciona en ningún momento. Es un final muy bueno y a la altura de las expectativas. Dejando abierta la puerta para un final de trilogía que promete ser increíble. ¡Ya veremos! 

La narración no presenta cambios, con respecto al libro anterior. Se mantiene esa tercera persona centrada en Kala, que solo nos permite saber y conocer lo que ella sabe y conoce. Que es útil para mantener el interés y generar intriga en una historia como esta. Que juega mucho con las pistas y con el carácter de Kala. Una narración que va al grano y anima la lectura, que es muy rápida. Me gusta mucho la forma que tienen Muriel Rogers de narrar, la verdad. 

Así pues, Las alas de Ícaro ha sido una continuación a la altura. Una novela que nos prepara para lo que está por venir, pero sin dejar de lado el peligro y la acción. Con una nueva ambientación tan genial como la del libro anterior, nuestra protagonista se enfrentará a mil peligros extremos, y también a ella misma. Con un final apoteósico que no dejará indiferente a nadie. Me muero por leer el final de esta historia que tanto me está gustando.


*Agradecimientos a la editorial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada