Reseña: En busca de Phoenix - Joss Stirling

12 agosto 2015

*Puede haber spoilers de libros anteriores.*

Título: En busca de Phoenix
Título Original: Stealing Phoenix
Autor: Joss Stirling
Saga: Almas Gemelas #2
Editorial: Bruño
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 368



Phoenix es una ladrona que pertenece a La Comunidad, una banda de maleantes con poderes paranormales. Un día, el Vidente, el cruel líder del grupo, le encarga a la joven que robe algunas de las pertenencias de Yves Benedict. Pero Yves resulta ser algo más que una víctima: es el alma gemela de Phoenix, y por mucho que ella intente alejarse de él para no ponerlo en peligro, el destino se ha empeñado en unirlos. ¿Podrá Phoenix salvar a su alma gemela y, al mismo tiempo, salvarse a sí misma?


En Londres, una banda de savant se dedica a robar para mantenerse. Phoenix pertenece a ella. Un lugar donde todos son familia, donde se deben seguir las normas y donde cosas desagradables suceden si no lo haces. No hay salida posible, hasta que Yves Benedict aparece y parece traer luz consigo.

En esta segunda parte tendremos como protagonista a la joven Phoenix. Su madre pertenecía a esta banda, llamada La Comunidad, por lo que la vida como ladrona es todo lo que conoce. Se ha criado ahí, ha crecido con esos preceptos y está bien con ello. Pero también está sobreprotegida (dentro de lo que cabe) y tiene idealizados algunos aspectos. Phoenix es una chica que no se tiene en muy alta estima. Sabe que es una delincuente, sabe que no es buena para nadie ni para el mundo y está en paz con ello. Hasta que Yves aparece. Conocer a su alma gemela hace que se plantee muchas cosas, que mire su mundo con unos ojos más críticos. Phee es una chica que no tiene más remedio que evolucionar, una adolescente con mucha fuerza y coraje, aunque de baja autoestima, que teme tener esperanza. Se lleva el premio gordo a la bondad.

A Yves ya lo habíamos conocido en el libro anterior. Es el penúltimo de los hermanos Benedict, esta familia de hombres extremadamente guapos y sexis. Yves es el cerebrito, todo un genio con increíbles habilidades. Es un chico de lo más carismático. Divertido a su manera, que siempre consigue lo que quiere. A persistente no le gana nadie. Lo cierto es que me lo he pasado súper bien con él. Es dulce y fuerte a la vez, muy determinado y valiente. Todo un amor, que habla por los codos y es un pelín arrogante en el buen sentido.

Casi toda la familia Benedict tendrá aparición en este libro, algunos más que otros. Xav y Victor albergarán el mayor protagonismo. Y también aparecerán Zed y Sky, ya que la presencia de una chica podría ayudar mucho a Phoenix. Aunque no profundiza demasiado en ninguno de ellos. Supongo que para no fastidiarnos la novela donde cada uno es protagonista. Sí profundiza más en los personajes que vienen del lado de Phee. El Vidente es uno de los más interesantes, el cabecilla de la organización, un alma negra y corrupta. Podremos encontrar desde el peón más bajo, a aquel que va siguiente en la línea sucesoria. Desde el terror incondicional, la lealtad impuesta, a la maldad porque sí y a la ambición. No es un mundo muy alegre, la verdad. Pero sí interesante.

La historia la he disfrutado mucho. Tiene de todo y, a la vez, es muy ligera. Es una combinación que me permite leer muy a gusto y terminar con buen sabor de boca. Evidentemente, el romance es el tema principal, ya que la saga va de almas gemelas. Pero tiene mucho más. En este libro, al ser savant los dos, podemos prescindir de la parte introductoria que tenía el primero. Va al grano mucho antes. Phee está metida en un mundo oscuro y peligroso del que no puede salir. Yves intentará que eso no sea así. Por lo que tendrán que enfrentarse a muchos peligros. La novela tiene mucha acción y un ritmo muy rápido. Siempre está sucediendo algo. El romance es muy distendido y divertido. Esto de las almas gemelas cada vez me gusta más. Permite que la acción pueda sobresalir más. Es un libro lleno de esperanza, que nos enseña que hay que luchar y nunca rendirse. Una historia sin pausas, con su drama, pero también con su comedia. Y me han encantado algunos de los nuevos poderes que han aparecido. Creo que la autora ha creado un mundo bastante fascinante.

En cuanto a la narración, la historia está contada en primera persona gracias a Phoenix. Realmente es ella la que ostenta todo el peso de la historia, la que debe luchar, la que tiene el caos mental, la que tiene que evolucionar; así que tiene sentido que sea de este modo. Lo que me sucedió en el primer libro con los diálogos ya no me ha pasado. Los de este libro me han parecido más naturales, llenos de una agilidad tremenda y también de mucha ligereza. Los he disfrutado todos mucho. Lo que sí que se repite es la increíble velocidad a la que se lee el libro. La historia es de una fluidez brutal, no se atasca nunca, discurre a pasos agigantados, entreteniendo de una forma sorprendente. Joss Stirling lleva un dos de dos en diversión. Me encanta.

Así pues, nos encontramos con una novela muy ligera y fluida, que entretiene muchísimo. Con una protagonista femenina muy interesante. Y un Yves Benedict de lo más divertido, con su cerebro superdotado y una arrogancia que hace sonreír. Una historia con un romance que me ha parecido muy bonito, pero también plagada de acción y peligros, y con un ritmo trepidante que hace difícil poder parar de leer. Sin duda seguiré leyendo esta serie. 



*Agradecimientos a la editorial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada