Reseña: Los 100 Día 21 - Kass Morgan

02 abril 2015

*Puede haber spoilers de libros anteriores.*

Título: Los 100 Día 21
Título Original: The 100
Autor: Kass Morgan
Saga: Los 100 #2
Editorial: Alfaguara
Encuadernación: Tapa blanda
Páginas: 304

Nadie ha puesto los pies en la tierra en siglos... hasta ahora Acosados por un enemigo desconocido, los cien lucharán para sobrevivir de la única manera posible: permaneciendo unidos Día 5 Bajo la amenaza de un enemigo desconocido, Wells intenta mantener a los cien unidos, decidido a proteger a los últimos humanos sobre la Tierra. Día 11 A bordo de la nave, Glass se enfrenta a la terrible decisión de elegir entre el amor y su propia vida. Día 17 En el bosque hostil, Bellamy hará todo lo posible por rescatar a su hermana Octavia, cueste lo que cueste. Día 21 Clarke se pregunta si los cien están por fi n a salvo o si simplemente están esperando a que se cumpla su condena de muerte.


Han pasado 21 días desde que la nave aterrizó en la Tierra. Días de miedo y terror, pero las cosas solo están a punto de empeorar. El incendio les ha dejado casi sin provisiones, con la inanición como peligro inmediato. Y el ataque de los terrícolas los tiene al borde de una guerra que no pueden ganar. ¿Qué harán los 100 para sobrevivir?

En este contexto, nos encontraremos a un Wells decidido a mantener la calma, y a que los demás también lo hagan. Descubrirá lo que es ser un líder en realidad. Tendrá que aprender a tomar decisiones que no todo el mundo compartirá. Sigue siendo un Wells muy vulnerable por todo su pasado, pero que irá cogiendo fuerza y ganando confianza en sí mismo. Un Wells que sabrá mantenerse firme y que solo necesitará de él mismo para seguir adelante.
Clarke sigue cegada por el rencor, todavía con el sabor de la traición de Wells en la boca. Pero toda la situación la llevará a pensar también en sus propios errores. Evoluciona bastante en ese sentido, comienza a ver las cosas con mucha más perspectiva. A mí es un personaje que me gusta mucho, su obstinación me saca de quicio, pero creo que tiene mucha fuerza, es muy racional y sabe templar los nervios bastante.
Bellamy también me ha gustado mucho en este libro. La desesperación por encontrar a su hermana lo lleva al límite, permitiéndonos ver el lado más humano y vulnerable de este chico fuerte. Conoceremos más cosas sobre su pasado que nos ayudarán a comprender la personalidad del Bellamy actual. Es un chico totalmente roto, al borde de la desesperación, pero que es capaz de ver belleza y esperanza en el mundo. ¡Bien por él!
Y Glass sigue siendo mi favorita. Tal vez porque es ella la que me presenta la mejor parte del mundo. Ella simplemente está disfrutando del tiempo que le queda con Luke, ya ha hecho su decisión y ha aprendido a vivir con ella. Sin embargo, por mucho que se esfuerce, lo que pasó con Carter sigue persiguiéndola. Creo que es una chica muy valiente, con mucha fuerza. Ha evolucionado más allá de la señorita pija que la educaron para ser. En este libro está muy decidida, esforzándose al máximo para sobrevivir.
Una vez más, son ellos los que ostentan la mayor parte del protagonismo, pero tenemos más personajes que nos ayudarán a tener una amplia visión de la situación. Aunque tampoco es para echar cohetes. Creo que podría haberle sacado más partido a los diferentes comportamientos que, seguro, hay en el grupo. Sin embargo, se limita bastante a la facción rebelde y a la pasividad de los demás que, demasiado perdidos, se limitan a dejarse llevar. Aquí hubiese estado bien algún párrafo suelto sobre alguien hablándonos de sus miedos, o del hambre que tiene. No sé, algo que le diese más profundidad a la historia. Sin embargo, sí que nos mete algún personaje nuevo que amplia nuestra visión de este nuevo mundo en otros sentidos. Eso sí que ha estado muy bien.
Con la historia me siento un poco agridulce. Mis sentimientos han sido bastante contradictorios durante toda la novela. Por un lado, ha sido un libro que he leído muy rápido, que me ha tenido muy entretenida y satisfecha. Pero, por otro lado, creo que no hay elementos suficientes para que esto pudiese ocurrir. Considero que toda la parte de la Tierra y su ambientación está desaprovechada. Se centra mucho en los protagonistas y deja un poco de lado el comportamiento humano dentro de este tipo de crisis, que suele dar mucho juego. No hay excesiva acción, ni tampoco siento la anticipación a la guerra que parece que se avecina. No obstante, tiene algunos puntazos muy buenos que me encantaron, pequeños momentos que sí me dejaron ver algo más de lo que está sucediendo en verdad. La parte de la nave sí que está mejor llevada. Sí que veo la diferencia en las clases sociales, sí que veo la desesperación de los más pobres para salvarse, sí que puedo ver mejor la crueldad que caracteriza a una población de recursos limitados que se basa en el egoísmo y la indiferencia para con los más desfavorecidos. Tiene más acción y sí he podido ver ese frenesí por la supervivencia después de saber que les han cortado el suministro de oxígeno. La parte de la nave vuelve a ser mejor, y ya lleva un 2-0. Sí os diré, que hay un par de detalles al final, pequeñas sorpresas, que me han dejado muy buen sabor de boca y que no me esperaba en absoluto. Además de un grado más de romance que me ha parecido muy adorable.
La narración vuelve a estar dividida en capítulos centrados en cada uno de los personajes principales. Excesivamente centrados, según mi parecer, como ya os he dicho antes. Y estos, a su vez, están divididos entre el presente y pequeños trozos de flashback. Esos trozos de flashback son los que más interés han representado para mí. Son los que nos ayudan a comprender a los personajes a un nivel más profundo. Puede que no haya mucha acción, pero al menos es una narración que va al grano. A mí el libro se me hizo corto y muy ligero. Entretenido.
Lo único que más me fastidió, y que no tiene nada que ver con el libro, es que tengo la imagen de los protas de la serie en la cabeza, y me costó quitármelos de encima para imaginarme a los personajes del libro tal y como son. Porque, sinceramente, los que la serie no tienen nada que ver.
Así pues, una continuación que creo que no avanza demasiado en la historia, pero que sí resulta entretenida. Con algunos puntazos muy buenos. Una ambientación de la nave que vuelve a ser excelente. Y un par de sorpresas finales que no me veía venir. Espero mucho de la continuación.

La oscuridad giraba en torno a ella, envolviendo de estrellas sus brazos y sus piernas.
Y luego se hizo el silencio.

*Agradecimientos a la editorial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada